Se encuentra usted aquí

Posicionamiento público y transparencia

Ha llegado la hora de asumir un mundo global, hiperconectado e inteligente, donde la frontera entre la economía real y la digital se difumina a pasos agigantados. En Telefónica trabajamos para construir la sociedad digital entre todos.

Estamos inmersos en un mundo global, hiperconectado e inteligente, en el cual las fronteras geográficas se están difuminando, afectando incluso a nuestra manera de trabajar, a nuestro ocio y hasta a la manera de relacionarnos con las personas, y muy próximamente con los objetos, a través del Internet de las Cosas (IoT). En Telefónica, por un lado, nos estamos transformando en una Telco Digital, liderando este cambio industrial allí donde estamos presentes y, por otro lado, estamos contribuyendo activamente a la construcción sostenible y segura de esta nueva sociedad digital con el fin de ofrecer todas las posibilidades de la tecnología a nuestros clientes y usuarios.

UN NUEVO ENTORNO DIGITAL

Hoy ya no hay distinción entre economía digital y economía real: toda la economía es digital. Este proceso de digitalización de la economía tendrá un impacto muy importante en el crecimiento del PIB y también en el empleo. Ningún país puede permitirse el lujo de perder el tren de esta revolución, porque supondría quedar rezagado económicamente; además de quedar relegado en la batalla de la innovación. De acuerdo con varios estudios internacionales, un incremento de 10 puntos en la digitalización de la economía da lugar a un incremento de un 0,76% en el PIB per cápita(1). Nadie puede ignorar esta tremenda oportunidad y debemos aprovecharla.

En este nuevo entorno, las telecomunicaciones juegan un papel absolutamente esencial en la digitalización de la economía, ya que, sin la conectividad, los servicios ofrecidos y la innovación tecnológica que generan, dicha digitalización sería impensable.

El avance de la conectividad en el ámbito global alcanzará próximamente un hito destacable: el número de conexiones móviles superará por primera vez al número de personas. Sin embargo, la penetración de smartphones y de la banda ancha móvil, principales impulsores del crecimiento a futuro, tiene un gran recorrido por delante. De hecho, el Internet de las Cosas tiene un potencial enorme. En el año 2000, había 200 millones de "cosas conectadas", y esta cifra ha aumentado hasta 10.000 millones en la actualidad. Pero se estima que el 99% de los objetos físicos están aún sin conectar y se espera que en 2020 haya más de 50.000 millones de “cosas conectadas”.

Esta explosión de la conectividad y el imparable desarrollo de nuevos servicios digitales implican inexorablemente cambios disruptivos en el modelo productivo con el desarrollo del Big Data, el Cloud Computing o incluso las impresoras en 3D, que posibilitan la reinvención y transformación en múltiples sectores además de la aparición de nuevos modelos de negocio innovadores. Los servicios financieros, de seguridad, de salud, de educación, de publicidad, en las administraciones públicas o de contenidos son algunos de los sectores que están incrementando su eficiencia y eficacia, abriendo nuevas oportunidades de negocio en este nuevo mundo digital. En Telefónica, queremos ofrecer todas las posibilidades de la tecnología a nuestros clientes de una manera abierta y segura.

Conceptos como el Internet Industrial, que conjuga el sistema industrial global con el poder de la computación avanzada, los sensores de bajo coste y los nuevos niveles de conectividad que hacen posible la banda ancha e Internet también están abriendo camino hacia un nuevo modelo industrial.

Las tecnologías en desarrollo, la reducción de los ciclos tecnológicos y la velocidad de los cambios que todo ello provoca nos indican que debemos estar preparados para transformaciones aún más profundas y radicales. La Revolución Digital apenas ha comenzado. Estamos viendo solo “la punta del iceberg” de lo que nos espera en un futuro no muy lejano.

(1). 'Using a Digitization Index to measure the Economic and Social Impact of Digital Agendas' (pág. 23). R. Katz. Columbia Institute of Teleinformation. 21 de marzo de 2013.

MANIFIESTO DIGITAL

En Telefónica, como Telco Digital, estamos dispuestos a encabezar e impulsar este proceso de transformación digital, asegurando un entorno seguro y amigable para nuestros clientes. La tecnología pone a nuestro alcance posibilidades inimaginables y puede mejorar nuestra vida de mil formas. Por ello, queremos ser protagonistas en este nuevo ecosistema y poner al alcance de nuestros clientes lo mejor que ofrece la tecnología para que todos puedan disfrutar de este mundo fascinante. Es por ello que creemos que la experiencia en este nuevo mundo digital por parte de todos los ciudadanos, y en especial de nuestros clientes, debe ser mejor. Debe ser más segura y más abierta.

En el año 2013, publicamos, en varios idiomas, nuestro Manifiesto Digital, para defender una experiencia abierta y segura para todos en Internet (ver informe anual 2013). En este Manifiesto Digital se destacan los retos a los que nos enfrentamos en la actualidad y en el futuro próximo, proponiendo diez recomendaciones esenciales de políticas públicas, a través de las cuales se aseguraría el éxito de la transformación de las telecomunicaciones y de nuestra sociedad en su conjunto, garantizando una experiencia en Internet abierta y segura para todos los usuarios.

Para ello, Telefónica ha presentado la esencia y las recomendaciones del Manifiesto Digital en diversos foros internacionales clave, tanto a escala global como regional y nacional, allí donde está presente. También se han celebrado reuniones específicas con delegaciones y administraciones nacionales, con el fin de compartir con ellas la visión de esta Compañía sobre el nuevo entorno digital y las acciones que deben llevarse a cabo para asegurar un mejor futuro para toda la sociedad. Telefónica quiere aportar lo mejor del entorno digital a sus clientes de una forma abierta y segura para ellos.

Para apoyar estas acciones divulgativas, se han llevado a cabo varias iniciativas en el entorno de la comunicación digital. En marzo de 2014 se ha lanzado una página web dedicada al Manifiesto Digital, en la cual se destacan las iniciativas más relevantes por parte de esta Compañía en torno a las retos identificados para construir una sociedad digital abierta y segura, a través de la presentación de casos prácticos y vídeos de apoyo. Igualmente, se ha elaborado un vídeo específico con los principales mensajes del Manifiesto en diferentes idiomas.

El posicionamiento público de la Compañía se difunde asimismo a través del blog de Public Policy, en el cual miembros de la Compañía contribuyen activamente a los debates de políticas públicas relativas al nuevo entorno digital –blog apoyado por los canales de redes sociales– y, en especial, a través de la cuenta de Twitter @tefpublicpolicy.

Se está avanzando rápidamente en la construcción del nuevo entorno digital, pero, a día de hoy, son aún numerosos los retos y las acciones necesarias para diseñar un futuro digital de éxito para la sociedad. Dichos retos pueden aunarse en torno a tres ejes: el acceso al entorno digital, la apertura y la confianza digital. Telefónica va a seguir trabajando sobre estos conceptos en los próximos meses, con el fin de contribuir y asegurar la mejor de las experiencias para sus clientes en el nuevo entorno digital.

Hoy, la privacidad y la seguridad de nuestros clientes siguen siendo puntos fundamentales de nuestro posicionamiento público. Telefónica ha escuchado a sus clientes y, respondiendo a sus peticiones, sigue defendiendo una experiencia abierta en Internet, donde la portabilidad de la vida digital de los ciudadanos, la capacidad de poder mover datos, aplicaciones y contenidos entre plataformas, para no limitar la experiencia digital de los ciudadanos, así como la capacidad de asegurar la posibilidad de elección de nuestros clientes se han convertido en ejes de nuestra defensa para asegurar una mejor experiencia en Internet.

En términos de políticas públicas, estos retos se traducen en la necesidad de adaptar las reglas al nuevo entorno digital, con el fin de que el ecosistema digital se construya adecuadamente y de manera sostenible y abierta, respetando la innovación, la rápida evolución de este sector y el carácter transnacional y global de los nuevos negocios en el entorno digital.

Igualmente, Telefónica defiende que el desarrollo equilibrado de esta revolución digital requiere que se apueste por un equilibrio a lo largo de toda la cadena de valor de Internet y un level playing field entre todos los agentes que participan en ella. Las desigualdades actuales en la aplicaciones de normativas sectoriales, sean de privacidad, de seguridad o de protección de los consumidores, van en detrimento de la experiencia de los usuarios y del desarrollo de la innovación así como de la inversión. El concepto de “mismo servicio - mismas reglas” debe extenderse y aplicarse a lo largo de toda la cadena de valor. Telefónica apuesta por la neutralidad digital, un level playing field para todas las empresas que participan en el ecosistema digital, que también garantizará una mejor experiencia de Internet para todos los ciudadanos, al abrir las posibilidades de la tecnología a todo el mundo. Asimismo se garantizará la portabilidad de vida digital entre plataformas y la interoperabilidad de las redes y de los ecosistemas.

Telefónica está y seguirá trabajando en esta línea para dar la máxima satisfacción a sus clientes y ofrecerles la mejor experiencia digital, en un nuevo entorno lleno de posibilidades, gracias a la tecnología.