Se encuentra usted aquí

Inclusión digital

Las posibilidades de acceso a la tecnología han de ser abiertas y accesibles para todo el mundo, haciendo que las personas puedan vivir mejor y generando oportunidades para todos.

La tecnología actúa como elemento habilitador para afrontar retos sociales pero también puede generar, en su evolución, ciertas brechas que generan desigualdad y discriminación. Lo que hace que la tecnología no sólo tenga que ofrecer nuevos productos y servicios para aquellos colectivos que lo necesitan sino también tiene que trabajar en la reducción de dichas brechas que pueda generar la falta de acceso a la misma.

Según 'The Global Information Technology Report' publicado por World Economic Forum en 2015, el 90% de la población de los países en desarrollo y el 60% a nivel mundial no tienen acceso a Internet. Además, la mitad de la población en el mundo no tiene acceso a un terminal móvil.

De esta manera, Telefónica además de desarrollar nuevas soluciones sostenibles, trabaja para ampliar y facilitar el acceso a las mismas.

Llevamos años desarrollando una amplia gama de productos y servicios sostenibles e innovadores con el objetivo de reducir la brecha digital en las regiones en las que operamos.

Hemos puesto el foco en desarrollar productos, servicios y modelos de negocio innovadores y sostenibles en áreas como la discapacidad y dependencia, la educación, la salud, las finanzas, el emprendimiento, la relación con las administraciones, el Big Data, las áreas remotas o empobrecidas y la protección de la infancia.

1. Brecha geográfica

Tradicionalmente, la población de las áreas remotas de países en desarrollo ha carecido de un acceso igualitario a servicios básicos debido a la brecha geográfica, pero, actualmente, y gracias a la penetración de las tecnologías de la información y de la comunicación, el acceso a los servicios básicos en estas áreas se está viendo favorecido gracias al desarrollo de políticas de inclusión social.

Pero las TIC no solo se despliegan en estas áreas para mejorar las comunicaciones, sino que a la vez pueden incrementar su crecimiento económico gracias a la mejora de la productividad y a los ingresos de los miembros de la comunidad, a través de servicios móviles comerciales. Creando modelos de negocio sostenibles, basados en las telecomunicaciones, esperamos que los miembros de estas comunidades puedan tener una oportunidad de salir de la actual situación de exclusión y pobreza.

En este sentido, en Telefónica llevamos años acercando las telecomunicaciones a las áreas más remotas y a los grupos minoritarios, a través de diferentes programas y proyectos centrados en favorecer la inclusión social de estos colectivos.

La Fundación Telefónica financia el programa Sávalo II, que busca, a través de las tecnologías móviles, que los pescadores artesanales de Tumaco en Nariño (Colombia) desarrollen habilidades digitales y capacidades de innovación para mejorar su calidad de vida y afianzar la actividad pesquera que realizan por tradición cultural.

La pesca es una de las principales actividades económicas de la región y proporciona un medio de vida a decenas de familias que trabajan con técnicas heredadas de sus antepasados. La sobrepesca, junto con la falta de oportunidades de inversión, ha traído como consecuencia una reducción de los ingresos en la comunidad y la emigración de los jóvenes a otras ciudades en busca de trabajo.

Por eso, el proyecto apoya la implementación de nuevas actividades económicas a través de la utilización de aplicaciones para teléfonos inteligentes y tabletas, favoreciendo el desarrollo de habilidades digitales y capacidades de innovación en esta comunidad, con un programa sostenible con la escuela secundaria, los mercados locales de pesca y otros organismos locales.

Otros proyectos que llevamos años realizando son México Rural, Intégrame, En quechua y aymara, Pescando com Redes 3G o ConectaRSE para Crecer.

2. BRECHA DE DISCAPACIDAD

La accesibilidad es un tema que afecta a un amplio segmento de la población mundial. Según la Organización Mundial de la Salud, más de mil millones de personas en el mundo sufren algún tipo de discapacidad.

Este colectivo tiene generalmente peor salud y peores resultados académicos, a la vez que menores oportunidades económicas, lo que puede derivar en unos ratios de pobreza más elevados. Estos problemas vienen, en parte, originados por la falta de servicios a los que tienen acceso y los obstáculos a los que se enfrentan a diario.

En Telefónica, conscientes del potencial que las tecnologías digitales pueden ofrecer, estamos trabajando en el desarrollo de productos y servicios bajo el criterio de 'Diseño para todos', con el objetivo de integrar plenamente en la sociedad a las personas dependientes o con capacidades diferentes.

Como ejemplo, en línea con nuestro compromiso con los colectivos desfavorecidos, en Telefónica hemos desarrollado una aplicación propia para facilitar que las personas sordas puedan llamar al teléfono 112. Se trata de una aplicación basada en pictogramas y vídeos en el lenguaje de signos que recogen las principales y más comunes emergencias agrupadas en apartados: policiales, de salvamento, extinción de incendios y sanitarias. Los pictogramas agrupados en estos apartados se simplifican en tres grandes grupos (policial, bomberos y SEM) e indican situaciones como maltratos, agresión, pelea, desaparición, robo, suicidio, accidente de coche, coche averiado, incendio, escape de gas, inundación, intoxicación, no poder respirar, quemadura, dolor en el pecho, parto, atragantamiento, herida, convulsiones, vómito/mareo, fiebre, niño enfermo, caída/fractura y un genérico 'otro'. Cada pictograma incluye consejos para minimizar el riesgo mientras llegan los servicios de emergencias.

La ONG catalana FESOCA será la encargada de llevar a cabo su distribución y difusión entre el colectivo de personas sordas catalanas. Cabe decir que la entidad es una referencia dentro de dicho colectivo.

Más información en el capítulo: 'Discapacidad y dependencia'.

3. Brecha de Educación

Las TIC se han convertido en el centro de la transformación de la educación del siglo XXI, abriendo un mundo de posibilidades para aprender y enseñar en un entorno digital más acorde con los nuevos hábitos de los estudiantes, que ahora ya se encuentran permanentemente conectados.

Esta modernización educativa nos enfrenta a nuevos retos, como atajar el fracaso escolar y mejorar la empleabilidad y la eficiencia del sistema educativo, poder enseñar desde cualquier parte y garantizar el acceso a la educación a todas las personas por igual, independientemente de su poder adquisitivo o su nivel educativo.

En Telefónica nos hemos comprometido a apoyar este proceso del cambio en la educación hacia un entorno digital. Y lo hacemos a través del desarrollo de productos y servicios que abarcan desde la conectividad hasta las plataformas y los contenidos, pasando por las soluciones de formación en nuevas tecnologías.

Más información en el capítulo: 'La educación digital'.

4. Brecha de salud

Actualmente, la sanidad se enfrenta a nuevos retos, con una población más envejecida, con más enfermos crónicos y con unos ciudadanos que cada vez demandan unos mejores servicios sanitarios.

Desde Telefónica contribuimos a desarrollar un nuevo modelo de gestión más conectado y sostenible, con soluciones que crean nuevos canales de atención. Nuestro objetivo es hacer más accesible el contacto con profesionales sanitarios, educando tanto a los pacientes sanos –para que vivan de forma saludable– como a los pacientes con enfermedades crónicas –para que cuiden mejor de su salud–. El reto es fomentar un papel mucho más activo de los pacientes a través de su empoderamiento; o haciendo que los enfermos crónicos se sientan más seguros y protegidos, asegurando una mejor calidad asistencial y un mayor control de su enfermedad.

Más información en el capítulo: 'eHealth'.

5. Brecha económica

La popularización de los servicios móviles es una realidad tan incuestionable que en algunos países como Brasil la penetración móvil supera ya el 120%. Por ello, estos dispositivos se están convirtiendo, cada vez más, en una puerta de acceso a una amplia gama de servicios financieros.

El acceso masivo a servicios financieros a través de las tecnologías móviles está haciendo más fácil la vida diaria de muchas de las personas no bancarizadas de países en desarrollo, convirtiéndose en una alternativa real a la exclusión del sistema financiero formal.

En Telefónica estamos convencidos de que el teléfono móvil cuenta con suficiente potencial como para transformar la forma en que los consumidores gestionan sus finanzas, hacen pagos o envían y reciben dinero. Pero creemos que es necesario un ecosistema lo suficientemente robusto que garantice la calidad y la seguridad de estos servicios. Para ello, consideramos que es necesario el trabajo conjunto tanto de las operadoras de telecomunicaciones como de las entidades financieras, ofreciendo la confianza necesaria al consumidor.

En Latinoamérica, desde Telefónica hemos lanzado dos iniciativas junto con MasterCard en Brasil y Perú. Bautizadas como Zumm y Tu Dinero Móvil, nos permiten ofrecer servicios a través del móvil que mejoren la inclusión financiera, permitiendo que los clientes puedan acceder a gestiones como realizar depósitos y extractos en una cuenta, enviar dinero entre personas como si fuera el envío de un mensaje de texto, pagar recibos (luz, gas, etc.) o abonar las compras en cualquier tienda con una tarjeta de prepago física. Adicionalmente, el servicio cuenta con una extensa red de agentes y puntos de atención lista para operar.

Los beneficios de estos servicios financieros móviles son muy importantes para la población latinoamericana, donde aspectos como no recibir el salario en una cuenta o no poder pagar remotamente las facturas de los servicios más básicos siguen provocando un gran consumo de tiempo y dinero.

Zuum se lanzó en mayo de 2013 en São Paulo, y durante 2014 ha ampliado su rango de operación hasta alcanzar cinco regiones en Brasil.

Tu Dinero Móvil se lanzó al mercado en mayo de 2014 en tres importantes ciudades peruanas: Lima, Trujillo y Chiclayo, con la ambición de extenderse a corto plazo al resto del país.