Se encuentra usted aquí

Gestión ambiental

Telefónica tiene una política ambiental común para todas las empresas del Grupo. Con ella, queremos asegurar el cumplimiento legal, gestionar los riesgos ambientales y promover prácticas ecoeficientes.

El reto es disminuir nuestra huella interna y, a la vez, utilizar todo el potencial de las TIC para ofrecer soluciones a los retos ambientales, actuales y futuros. Para ello, todas nuestras empresas trabajan bajo un mismo esquema:

Directrices de gestión ambiental de las empresas del Grupo Telefónica

Tomamos como referencia el 'principio de precaución'. Así, realizamos un análisis de los riesgos ambientales de todas nuestras operaciones dos veces al año. Los riesgos en los que nos fijamos se relacionan con el cumplimiento de la legislación, la situación de instalaciones con peligro de contaminación ambiental, la vulnerabilidad a desastres climáticos de nuestra red o los costes de la energía. Los sistemas de gestión ambiental y de energía son un pilar fundamental en el control de estos riesgos en límites mínimos. Durante 2014, no hemos tenido sanciones significativas en esta materia. 

Además, estamos haciendo un esfuerzo importante para trasladar las mejores prácticas ambientales a nuestras empresas en Latinoamérica. Así, Telefónica Brasil, la operadora más importante de la región, certificará su sistema de gestión ambiental a principios de 2016.

En la actualidad, el 65%(1) de la empresa ya cuenta con sistemas de gestión ambiental conforme a la norma internacional ISO 14001, avalados por una certificación externa. Aspiramos a que en 2017 el 100% de nuestras operadoras cuenten con certificados externos de sus sistemas de gestión ambiental. 

(1). Calculado en función de los ingresos que suponen las empresas certificadas: operadoras de Telefónica en España, Reino Unido, Alemania, Colombia, Perú, México, Argentina, Ecuador, y otras empresas del Grupo en España.

Ecoeficiencia: 'Más negocio con menos impacto'

Las prácticas ecoeficientes nos permiten dar más servicios a un mayor número de clientes, al tiempo que reducimos nuestra huella sobre el medio ambiente.

Para ello, centramos nuestros esfuerzos en torno a los elementos de nuestra actividad con mayor impacto ambiental, como el consumo energético y la generación de residuos, pero sin olvidarnos del resto.

  • Una red responsable

En el despliegue y mantenimiento de nuestra red de telecomunicaciones aplicamos las mejores prácticas disponibles, para evitar el impacto desde la fase de diseño y bajo un estricto cumplimiento de la legislación ambiental.

Por ejemplo, tratamos de compartir, siempre que es posible, la ubicación de nuestras instalaciones con otras operadoras o empresas gestoras de las torres de comunicación. Esto redunda en un menor impacto visual y energético y en una menor generación de residuos. Esta práctica está cada vez más extendida dentro de Telefónica. En países como México, el 55% del despliegue de red realizado durante 2014 se ha producido a través de sitios coubicados ya existentes.

Red responsable

  • Menor consumo de recursos

Uso eficiente del papel. Las TIC son nuestro aliado para reducir el consumo de papel en todos los procesos internos y también en la relación con nuestros clientes. Un ejemplo es la generalización en nuestros procesos de la digitalización y el uso de la factura electrónica (51 millones de clientes han elegido este modelo de factura, 8 millones más que en 2013, lo que ha supuesto una reducción en el consumo de papel de 1.500 toneladas).

Además, Telefónica tiene implantadas, en muchas de sus empresas, políticas que imponen el uso preferente de papel reciclado frente a papel de fibra virgen, y también la compra de papel con certificado FSC. Actualmente el 50% del consumo de papel de todo el Grupo es reciclado, 658 toneladas en 2014.

Reducción del consumo de agua. El consumo de agua en Telefónica proviene, fundamentalmente, del consumo sanitario y, en menor medida, de la climatización. Para reducirlo hemos implantado medidas de ahorro y se han realizado diversas campañas de sensibilización entre los empleados. En aquellos países donde el agua es un recurso más escaso, la empresa realiza un mayor esfuerzo. Por ejemplo, en Madrid el Distrito Telefónica tiene un Plan de Gestión Sostenible del Agua que ha permitido reducir el consumo un 20% en 2014. A nivel global, en 2014 el consumo de agua ha sido de 4,1 millones de m3, un 4% menos que en 2013.

  • Gestión de residuos

Los residuos representan un aspecto relevante de la gestión ambiental de Telefónica, desde el punto de vista de la gestión de riesgos y la ecoeficiencia. Se generan en toda nuestra actividad, red, oficinas y clientes. Algunos pueden tener componentes peligrosos, como las baterías, mientras que otros tienen riesgos asociados, como los residuos electrónicos o e-waste. Desde el pasado año realizamos auditorías internas y a los proveedores sobre residuos, con el objetivo de velar por que se gestionen con las máximas garantías. Nuestra principal apuesta es reducir la generación de residuos y promover una economía circular, apoyando la reutilización y el reciclado. Actualmente, el 98% de los residuos generados en nuestra red y en clientes son reciclados, y el 1% reutilizados.

Más información en el capítulo: 'Gestión de la cadena de suministro'.

  • Residuos electrónicos

Según Naciones Unidas, de los 42 millones de toneladas de e-waste que se generan al año, solo el 12% se recicla. Además, este es el tipo de residuos cuya generación está aumentando más en el mundo. En Telefónica consideramos que la solución a este problema debe ser afrontada desde la responsabilidad compartida por todos los implicados. Nuestra contribución al cambio se fundamenta en estos principios:

La reutilización de equipos de telecomunicaciones internos y de nuestros clientes es una práctica en auge. Asimismo, el reciclado de los residuos es una práctica que la Compañía promueve desde hace años. Consideramos que esta reutilización de equipos de telecomunicaciones, realizada con garantías, ofrece beneficios económicos, ambientales y sociales. Incluso estamos trabajando con la Administración para sentar las bases de esta actividad en países donde no existe previamente la infraestructura y normativa adecuadas, con este objetivo en 2014 trabajamos con GSMA y otras operadoras en un documento conjunto.